• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

El gran viraje

El gran viraje
(s.f.) 1986

Del desarrollo y de las grandes resoluciones del reciente Congreso de CDC se desprende una conclusión final: CDC ha dado carácter oficial al viraje que el Molt Honorable Jordi Pujol, el Gran Timonel de la nave convergente, venía anunciando ya tiempo atrás. Con ese viraje CDC se aproxima a posiciones que desde antiguo hemos defendido los socialistas en un proceso que me atrevería a calificar de apropiación indebida de señas de identidad política, no de fondos claro está, no es este el caso. Esta conclusión es rotunda y necesariamente merece una explicación que la justifique. A las resoluciones y manifestaciones concretas del propio Congreso y de dirigentes de CDC voy a remitirme.

Por primavera vez CDC decide soberanamente buscar una articulación política a nivel estatal promoviendo de forma activa el Partido Reformista Democrático, el partido de Roca, Garrigues y Guruceta. Los socialistas catalanes hace ya mucho tiempo que proponemos una fórmula federal para España y trabajamos en esa vía desde nuestra articulación con el PSOE. Somos, pues, los más adecuados para darles la bienvenida.

Por primera vez Jordi Pujol renuncia explícitamente a su nacionalismo globalizador –o totalizador, que es lo mismo- para propugnar un nacionalismo abierto. Los socialistas catalanes desde siempre hemos defendido un catalanismo abierto, eje fundamental de nuestro proyecto político. Somos, pues, los más adecuados para darles la bienvenida.

Por primera vez Jordi Pujol dice en un Congreso de su partido que hay que huir del victimismo político para profundizar en la búsqueda de soluciones a los problemas reales que plantea la construcción del Estado de las Autonomías. Los socialistas catalanes desde hace mucho tiempo veníamos advirtiendo de los peligros de vertebrar un discurso político en torno a la queja sistemática y a la denuncia de agravios pasados y presentes. Somos, pues, los más adecuados para darles la bienvenida.

Sin embargo, al dar la bienvenida a los convergentes al catalanismo abierto, federalista y solidario, no podemos olvidar que por defender lo que ellos ahora encubren alborozados hemos sufrido sus sistemáticas descalificaciones, manifestadas incluso en el propio Congreso del gran viraje. Tomamos nota, pues, de la seriedad de estos nuevos planteamientos.

Estos tres ejemplos configuran, a mi entender, lo que ha sido el núcleo central del Congreso convergente: un gran viraje que aproxima a Convergència a los tradicionales postulados de los socialistas catalanes en los temas antes citados. Desgraciadamente, la reiterada teórica sobre la bondad del progreso no ah supuesto un viraje hacia el progresismo de los nacionalistas conservadores. En eso no ha habido viraje.

Miquel Iceta
Miembro del Secretariado de la Ejecutiva del PSC