• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

El agujero negro de Miró

El agujero negro de Miró
La Vanguardia (24/08/98)

Ya no pueden sorprender a nadie los artículos del señor Miró i Ardèvol: rezuman a menudo tanto antisocialismo que no creo que puedan servir para convencer a nadie que no esté ya convencido. De hecho, pocas veces son replicados por parte de quienes recibimos sus furibundos ataques: siempre hay algo mejor que hacer. Pero una de las ventajas de periodo vacacional es precisamente la de disponer de mayor tiempo libre. Ello me ha decidido, sin que sirva de precedente, a contestar el artículo del señor Miró publicado el pasado miércoles día 19 de agosto en este diario.

La tesis del artículo es sencilla: el PSC antepone los intereses del PSOE a los intereses de los catalanes. Por lo tanto ¡catalanes de buena fe, no le votéis!. La cuestión es quién define los intereses de los catalanes. Aquí también la respuesta el ex conseller es sencilla: yo y quienes piensan como yo. Ahí está el problema de la argumentación del ex conseller, éste es su agujero negro. El terreno en el que se dirime cuál es el interés nacinal y cuál es el interés de n partido, es resbaladizo. Aunque haya casos claros que no dejen lugar a dudas. Uno, bien conocido por el señor Miró i Ardèvol, sucedió en Chile en 1973, cuando una mayoría del Partido Demócrata Cristiano de aquel país decidió que apoyar el golpe de Pinochet era la mejor manera de defender los intereses chilenos. Aunque fuese a precio de la falta de libertad, de la represión indiscriminada, de asesinatos, torturas y absoluto desconocimiento de los derechos humanos. También algunos democristianos del resto del mundo llegaron a la misma conclusión, convencidos sin duda por los argumentos de sus correligionarios chilenos. Afortunadamente, nadie duda hoy de que la actitud de entonces de una parte mayoritaria del Partido Demócrata Cristiano confundió su interés partidista con el interés nacinal y que ese error fue pagado trágicamente por el pueblo chileno.

Pero volvamos a la argumentación del ex conseller. El seño Miró hace responsable al PSC de la “pobreza” del Govern de la Generalitat. Si el sistema de financiación autonómica es deficiente, la culpa es del PSC. Se atreve incluso a hacer responsable al PSC de que Cataluña no tenga un sistema de financiación como el del País Vasco. Mitó se olvida de que CDC no planteó esa reivindicación en el momento de elaborar la Constitución española. Claro que yo tampoco recuerdo en este momento en qué partido militaba entonces el ex conseller.

Lo que sí sé es que el gran avance en la evolución del sistema de financiación autonómica fue precisamente la incorporación del concepto de corresponsabilidad fiscal definido y acuñado por el PSC. Hasta el punto de que el otro ex conseller de la Generalitat fue pillado in fraganti copiando textos del catedrático socialista Antoni Castells. También sé que la reciente renegociación del sistema de financiación autonómica entre CiU y PP fue presentada a bombo y platillo en su día como la solución de todos los problemas, aunque dias más tarde el propio presidente de la Generalitat ya hablaba de volver a renegociarlo cuanto antes. Nosotros ya advertimos que supeditar la financiación autonómica a un sólo impuesto, que para más inri era el impuesto que el PP iba a intentar reducir, era un error de bulto. Reconózcalo de una vez, señor Miró, la principal resonsabilidad sobre las carencias del sistemas de financiación autonómica corresponde al Govern, que es quien debe hacer propuestas y sumar apoyos aquí para hacerlas avanzar allí. El señor Miró sostiene una tesis bastante peregrina. En estos últimos dieciocho años todo lo bueno que ha ocurrido en Cataluña se debe a CiU y lo malo se debe al PSC. El hecho de que quien haya gobernado a lo largo de estos dieciocho años, diez de los cuales con mayoría absoluta, haya sido CiU no le impide seguir derivando responsabilidades hacia los demas. Que Cataluña se ha endeudado demasiado, es o no es culpa del Govern, es culpa del PSC. Las empresas o los bancos que razonan así suelen quebrar más pronto que tarde. Y en su artículo tiene la desfachatez de fundamentar en la “pobreza”, aunque se a relativa, del Govern de la Generalitat las carencias de la política forestal y territorial, de prevención y extinción de incendios. Quizás es lógico en el ex conseller tomar este ejemplo. Al fin y al cabo él ha asistido como responsable de esta materia a la destrucción de una importantísima masa forestal. Por cierto que le faltó tiempo entonces para atribuir los incendios a una oscura mano negra que incluso pretendió incendiar nuestro santuario nacional de Montserrat. La política de desviar responsabilidades es un cosntante en el ex conseller.

Muchos recordamos aún el bochornoso debate parlamentario de 1994 en el que la mayoría de ciU hizo aprobar una resolución felicitando al Govern por su gestión tras los pavorosos incendios de ese año.

Señor Miró, el problema no es fundamentalmente de falta de recursos. El problema es que el Govern de CiU no ha cumplido los acuerdos parlamentarios sobre esta materia, que no ha procedido a las inversiones aprobadas por el Parlament y contenidas en los presupuestos de la Generalitat. El problema es que CiU, aún pasando por ser la mayor defensora de nuestras comarcas, no tiene una política territorial que reequilibre nuestro país, evitando, entre otras cosas, la despoblación de muchas zonas rurales.

El problema de fondo es que CiU lleva demasiado tiempo gobernando Cataluña. Lo que no ha hecho a lo largo de dieciocho años ya no está en condiciones de hacerlo. Que es hora de dar paso a otra gente, con otras ideas, con otro proyecto, con más empuje, con mayor ambición. Con un Govern que asuma sus responsabilidades, que se queje menos y trabaje más, que obtenga los recursos necesarios negociando con firmeza y gastanto con cuidado. Necesitamos un Govern presidido por Pasqual Maragall, que haga en toda Cataluña lo que supo hacer magníficamente por Barcelona.

Miquel Iceta i Llorens
Miembro de la Comisión Ejecutiva del PSC y diputado socialista al Congreso por Barcelona