• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

Pacto fiscal

Pacto fiscal
La Vanguardia (04/12/98)

Cataluña debe recibir más inversiones públicas y negociar una nueva financiación
Para asegurarse los votos de CiU en su investidura, José M.ª Aznar acordó con Jordi Pujol el vigente sistema de financiación autonómica. Dicho acuerdo fue presentado como una gran victoria del veterano presidente catalán sobre un novicio presidente del Gobierno de España. Ya entonces el PSC advirtió sobre los riesgos de un acuerdo centrado tan sólo en la cesión parcial de un impuesto que, con toda seguridad, iba a disminuir progresivamente. Pero Pujol necesitaba un triunfo de cara a la galería para justificar su pacto con el PP al tiempo que intentaba tapar el agujero de casi dos billones de pesetas que ha ido generando desde 1980 al frente del Gobierno de la Generalitat.

Ante el fracaso del acuerdo, Pujol eleva ahora la reivindicación. Pero lo que no ha conseguido en 18 años no va a conseguirlo ya. Y él lo sabe: no es un problema de competencias sino de incompetencia, como tampoco hay sistema de financiación que arregle su mala gestión. Por ello, su propuesta sólo persigue agitar las aguas preelectorales con la vana pretensión de descolocar a quien ha de sucederle al frente de la Generalitat. Nadie le discute a estas alturas a Pasqual Maragall la habilidad negociadora, la tenacidad y la capacidad de persuasión que le hicieron merecedor del apelativo “gota malaya”, al impulsar los Juegos Olímpicos de Barcelona y las enormes inversiones a ellos asociadas.

Los socialistas catalanes defendemos la necesidad de aumentar la autonomía, la suficiencia financiera y la corresponsabilidad fiscal de la Generalitat, así como mantener una significativa aportación solidaria de Cataluña al resto de España. Pero sería un error abordar el problema de la financiación autonómica en clave de balanza fiscal (tanto pago, tanto recibo), pues debemos contemplar al mismo tiempo la balanza comercial (tanto vendo, tanto compro) y el conjunto de la balanza de pagos con España, que es claramente positiva para Cataluña.

Cataluña debe recibir más inversiones públicas y conseguir el rescate de las autopistas de peaje, al tiempo que negocia un nuevo sistema de financiación que, entre otras cuestiones, debe contemplar la cesión de los impuestos especiales y del 40 % del IVA, así como la incorporación de la sanidad al modelo general. La igualdad en los ingresos por habitante debe ser el indicador básico de la equidad del sistema, que debe promover además a lo largo del tiempo el acercamiento de resultados entre el régimen común y el foral.

Para ello es indispensable una mayor transparencia de los flujos económicos y la multilateralidad de una negociación que debería tener su sede en un Senado verdaderamente autonómico. Si alguien puede conseguir cuadrar ese círculo, ése es Pasqual Maragall con su propuesta fiscal federal.

MIQUEL ICETA LLORENS diputado socialista por Barcelona