• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

Entrevista en Elplural.com

Miquel Iceta, viceprimer secretario y portavoz del PSC
El Plural.com (28/01/06)

“Sería injusto negarle protagonismo a ERC en la reforma”

“ME SOLIDARIZO CON PIQUÉ, DESDE LA DISTANCIA POLÍTICA E
IDEOLÓGICA”

“NO HAY PAPEL PARA ESCRIBIR TODAS LAS MENTIRAS ATRIBUÍDAS AL
ESTATUT”

– ¿Qué opina de la iniciativa del PP, de pedir la convocatoria de un referéndum en toda España, a cuenta del Estatuto catalán?
– Me parece una auténtica barbaridad. Es la demostración de que el PP miente cuando se erige en defensor de la Constitución, porque lo primero que ha hecho es proponer incumplirla.

– ¿Le preocupa que el golpista del 23-F, Antonio Tejero, haya pedido, a través de un medio de comunicación, que se celebre ese referéndum en España sobre el Estatut?
– Pues como dice Rajoy que se implicará personalmente en la recogida de firmas, podría ir en persona a buscar la firma de Tejero.

– ¿Cree que el PSC tendrá que pagar alguna factura por aceptar un Estatut por debajo de lo planteado en el Parlamento de Cataluña?
– Creo que se va a valorar el esfuerzo, porque el resultado es bueno, el papel del PSC ha sido determinante y tenemos un buen Estatuto para Cataluña. Todo el mundo sabe que, en una negociación, no se obtienen todos los objetivos, pero el resultado es satisfactorio.

– Dijo Josep Piqué que tanto lo acordado en materia de financiación, como la definición de Cataluña como nación, son ideas que inicialmente propuso él, en la fase de negociación en Cataluña…
– Una de las cosas que proponía es que hubiera un compromiso de inversión pública en Cataluña. Y ése es uno de los elementos de la propuesta. Creo que Rajoy haría bien en seguir los consejos de Piqué, que dice que después de un acuerdo como éste, merece la pena que el PP reflexione sobre la posibilidad de no cerrar la puerta a incorporarse a ese acuerdo.

– ¿Se solidariza usted con Piqué?
– Sí. Desde la distancia política e ideológica, sí. En política, uno de los errores más graves es negar la evidencia. No tiene mucho sentido que, en lugar de atemperar sus críticas viendo el acuerdo alcanzado, los populares se estén radicalizando.

– Durante la tramitación del Estatut en Cataluña hubo una cierta carrera por colgarse la medalla y parece que eso se ha reproducido en los últimos días…
– En todo proceso político de elaboración de una ley y más si cabe una tan importante, como un Estatuto de Autonomía, es hasta cierto punto lógico que todos los partidos reivindiquen un cierto mérito. Eso no debería sorprendernos, pero sí sería rechazable que alguien, sólo por considerar que no se le atribuyen méritos suficientes, no se sumara al contenido. Eso sería triste.

– Supongo que se refiere a ERC, que no ha dado el sí al acuerdo todavía, enfadados como están por ese acuerdo entre Zapatero y Mas ¿Cree que podrán reconducir esta situación y el enfado de sus socios?
– Espero que sí, pero todos los partidos deberíamos ser conscientes de una realidad: CiU tiene 46 escaños en el Parlament y ERC, 23. Por tanto, que CiU haya llegado antes a ese acuerdo, es lógico. Además, que hayamos cerrado antes el acuerdo con CiU no quiere decir que en ese acuerdo no estemos los que hemos trabajado en él durante meses. Lo que ha hecho Mas es firmar un acuerdo sobre el trabajo hecho colectivamente por otras muchas personas, durante mucho tiempo. Y en ese acuerdo, hay una parte de mérito de ERC. El hecho de que la primera fotografía fuera con CiU no debería oscurecer el hecho de que, detrás del acuerdo está la labor de muchos y, singularmente, de ERC.

– ¿Cree que esta aristas con ERC se pueden limar a lo largo de la tramitación en la Comisión Constitucional?
– Espero que incluso se pudieran limar antes. ERC está en su derecho de plantear algunos cambios y, sobre todo, está en la obligación de subrayar aquellos elementos del acuerdo de los que han sido protagonistas. En cuanto a CiU, cuentan que quien ha trabajado duro ha sido Duran i Lleida y quien se ha colgado la medalla ha sido Artur Mas… No quisiera desmerecer el papel de nadie, pero sí se puede afirmar que Duran i Lleida ha tenido una actitud muy, muy activa a favor del acuerdo. Sería injusto negarle ese protagonismo y ese papel que ha desempeñado con acierto y empeño.

– ¿Le preocupa ese especial “enamoramiento” que dicen que tienen Artur Mas y Zapatero?
– No, en absoluto. Me preocuparía que Mas y Zapatero no tuviesen feeling. Todo el mundo sabe en Cataluña que la mejor manera de apoyar a Zapatero es votar al PSC. Y eso no es nuevo: si este Estatut es posible es porque el PSC ganó las elecciones generales en Cataluña. El PSC tiene más diputados que ERC, CiU y IC juntos, en el Parlamento español. Si no hubiera sido así, no estaríamos en ese escenario.

– De todos modos, hay quien ya celebra un próximo cambio de alianzas en el PSOE: dejar a un lado a ERC, para establecer una alianza con CiU…
– Yo eso no lo he oído. Lo dicen algunos por lo bajini, pero a quienes yo podría escuchárselo decir y darles credibilidad, como a Zapatero, Teresa Fernández de la Vega, Rubalcaba o José Blanco, no se lo he escuchado decir. No creo, por tanto, que haya intención de cambiar de aliados. De todos modos, si el gobierno puede sumar nuevos apoyos a los que le apoyaron inicialmente en la investidura de Zapatero, eso es una buena noticia. Los gobiernos siempre tienen interés en ampliar sus apoyos. Sólo el PP parece alegrarse de quedarse sin posibilidad de pactos con nadie. Pero eso es una excepción mundial. De todos modos, Artur Mas ya ha puesto precio: apoyar al gobierno central, sí, pero desde el gobierno de la Generalitat… Eso quiere decir que el asunto no es, ni mucho menos, inminente. Nosotros vamos a intentar que no sea así. Es legítimo que Mas quiera gobernar, pero también lo es que nosotros intentemos evitarlo, para seguir en el gobierno.

– ¿Qué diría a quienes aseguran que Zapatero ha pactado con Mas a espaldas del PSC y de Maragall?
– Que no conocen a Zapatero, ni al PSC. Si alguien piensa que el PSC no conocía los detalles del acuerdo alcanzado entre Mas y Zapatero es que no nos conoce. Es cierto que hemos renunciado al protagonismo, pero es que ese no era nuestro objetivo. Nosotros queríamos que el Estatuto saliera adelante. Creo que CiU, que está en la oposición, sí tenía unos requerimientos de protagonismo, para alcanzar un acuerdo. Eso pasó en Cataluña y ha vuelto a pasar ahora, pero nosotros estamos encantados, porque lo que se garantiza, con ese acuerdo, es que el Estatuto saldrá adelante.

– Entre los puntos más polémicos está la financiación. Desde el PP ya han advertido que la generalización del sistema a todas las CC.AA. no es sostenible…
– No sé de dónde sacan eso. Se dicen tantas mentiras sobre este Estatuto, que no hay papel para escribir las mentiras y manipulaciones que se le atribuyen. Este sistema reconoce la LOFCA, garantiza mecanismos de solidaridad y nivelación, garantiza espacios fiscales distintos y cooperación entre la Administración tributaria del Estado y de la Comunidad. Mintieron antes y mienten ahora. ¿Usted cree que si este sistema no fuera solidario, tendría el apoyo de la Junta de Andalucía? ¡Deberían intentar no insultar la inteligencia de los ciudadanos! Esperanza Aguirre dice que, frente al aumento de la cesta de impuestos, ella propondrá que se cree un fondo de solidaridad… ¡Pero si ya existe! La Constitución lo establece, por cierto. Lo que me sorprendería es que la Comunidad de Madrid renunciase al avance que esto supone para su tierra. Y eso no se lo he oído decir.

– La cuestión lingüística es otro de los puntos conflictivos del Estatut…
– Sí, pero no sé por qué, porque es la primera vez que en un texto de derechos y deberes lingüísticos, en Cataluña, figura un precepto que dice literalmente “nadie será discriminado en razón de la lengua que utilice”. No acabo de entender la animadversión hacia estos asuntos. Creo que hay mucha gente que entiende que en Cataluña hagamos una especial bandera de la promoción y la protección del catalán, que, a diferencia del castellano, no tiene tantas personas que la usen y defiendan y, por ello, requiere un especial tratamiento. Hay que reconocer que fue una lengua perseguida durante muchos años y que plantea dificultades mantenerla en vigor, con una producción literaria y cinematográfica potente. Eso hace que tengamos que ayudarla más que el castellano. Pero nada de lo que se haga para defender el catalán tiene que ir en detrimento del castellano, que para nosotros es nuestra lengua, además de un patrimoniocultural increíble. Quienes dicen que el castellano va a desaparecer en Cataluña, demuestran que hace tiempo que no vienen por aquí ni se pasean por la calle.

– ¿Le preocupa el anticatalanismo desatado a raíz de casi dos años de negociaciones del Estatut?
– Sí. Me preocupa, como a muchos catalanes y españoles. Los sectores que hacen andera del enfrentamiento entre comunidades, no sólo se equivocan, sino que acen mucho daño. Los partidos que están jugando a esto serán duramente ancionados por los electores.

– ¿Tienen algún plan B, para contrarrestar este anticatalanismo?
– Será muy fácil. Cuando se haya aprobado el Estatuto y se demuestre que no se
ha roto España, ni la caja única de la Seguridad Social, ni el Poder Judicial, ni el PSOE…seguramente la gente dirá ¿pero qué nos habían dicho? ¿quiénes nos ngañaron y nos pusieron al borde del precipicio? Creo que las miradas se irarán hacia quienes han encendido la pasión y el enfrentamiento. Mirarán a os que pronosticaron las siete plagas de Egipto.

– ¿Se refiere al PP?
– Al PP y a algunas emisoras y medios de comunicación que han jugado la baza del enfrentamiento. NO hay ningún elemento de preocupación ni elemento deruptura en la propuesta de reforma de Estatut. Sin embargo estas cuestiones acaban tiñendo otras, como el trasladode los papeles de Salamanca… Creo que no, porque al final la gente se dará cuenta de que unos papeles confiscados durante la Guerra Civil, tienen que ser devueltos a sus dueños. Y además, todos los legajos están convenientemente microfilmados y, por tanto, siguen en el Archivo de Salamanca. Ha habido mucha demagogia, mucho intento de crispar y poca verdad.

– ¿Cataluña puede convertirse en el modelo a seguir por el País Vasco?
– Cada Comunidad tiene que seguir su propia vía, pero si lo que quiere decir es que en el País Vasco convendría que se alcanzase un acuerdo tan amplio como el que se produjo en el Parlament de Cataluña, desde luego que sí. Eso sería formidable.

– ¿Teme que si Mariano Rajoy llega al gobierno, eche atrás lo que han conseguido en este periodo, igual que Zapatero ha paralizado algunas leyes y actuaciones del gobierno del PP?
– No lo creo. AP estuvo en contra de la Constitución, del Título VIII, de la Ley del Divorcio, de la Despenalización del aborto…pero luego, nunca ha echado atrás estas reformas. El PP utiliza estos elementos de combate ideológico, pero luego se echa atrás.

– ¿José Montilla, primer secretario del PSC, sería un buen candidato a la presidencia de la Generalitat?
– El PSC siempre tiene buenos candidatos disponibles, pero hoy tenemos no sólo un buen candidato, sino un buen presidente, que si se vuelve a presentar, gana las elecciones… por lo tanto…

– Por lo tanto, no habrá relevo a Maragall…
– No, no. NO estamos buscando candidatos. Queremos que Maragall culmine su mandato y después decidir, con su opinión, entre otras, qué vamos a hacer en el futuro.

– En esta legislatura catalana, la reforma del Estatut ha tenido un claro protagonismo ¿cuál será el plato fuerte en la siguiente?
– Espero que lo queda de legislatura tengan protagonismo la acción de gobierno y las políticas sociales, que están teniendo una importancia muy grande. Esos serán los temas de lo que queda de legislatura y lo que queda de la próxima.

– ¿La próxima legislatura con el mismo gobierno tripartito?
– Siempre hemos dicho que el Pacto del Tinell era un acuerdo de 4 años, pero no tenía por qué limitarse a 4 años. Si no hay nada que lo impida, nos gustaría revalidar el pacto de las izquierdas en la próxima legislatura.

– ¿El último enfado de ERC no va a desestabilizar al tripartito?
– Creo que no. Pero eso dependerá de lo que acabe haciendo ERC. Espero que mantengan la solidez del gobierno, tal como han dicho, y hagan un balance positivo, como lo hacemos nosotros, del acuerdo del Tinell.