• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

Mas ya está nervioso

Mas ya está nervioso
Expansión (05/07/06)

El PSC aún no ha decidido quien será su candidato a la Presidencia de la Generalitat, ya que aunque la Comisión Ejecutiva del Partido ha propuesto la candidatura de José Montilla, la decisión será tomada el próximo sábado día 15 en el Consell Nacional que celebraremos en Tarragona.

Todo indica que será el Primer Secretario de nuestro Partido quien asumirá la candidatura y por tanto la responsabilidad de dirigir el nuevo ciclo que se abre con la aprobación de un nuevo Estatuto de Autonomía y que debe impulsar un esfuerzo para situar a Cataluña en el grupo de cabeza de los países europeos en cuanto a progreso económico y cohesión social.

Mientras los socialistas preparamos con confianza e ilusión la candidatura de Montilla y las elecciones, Artur Mas no oculta el nerviosismo que le produce poniéndose en evidencia al proferir acusaciones cuanto menos curiosas por venir de quien vienen. El líder de la oposición en Cataluña ha decidido que José Montilla debe dimitir de Ministro de Industria acusándole de utilización improcedente de su cargo en la carrera electoral. Como es obvio Montilla ya ha contestado que sólo corresponde tomar esa decisión cuando las elecciones estén convocadas, y muestra su asombro por el hecho de que esa exigencia proviene de quien fue nombrado Conseller en Cap por Jordi Pujol como trampolín para su candidatura a la Presidencia de la Generalitat, cargo del que por cierto no dimitió cuando las elecciones fueron convocadas sino que mantuvo hasta que tomó posesión el nuevo gobierno. Para favorecer a Mas, el Gobierno de Cataluña se convirtió durante más de dos años en una multimillonaria oficina electoral.

Por tanto, la acusación de Mas no puede sino venir a demostrar que se siente incómodo enfrentándose a un candidato nuevo, sólido y de eficacia probada, precisamente todo aquello que el líder de CiU tiene que demostrar aún, pues hasta ahora sólo ha probado tener buenos padrinos, lo contrario de José Montilla cuyos éxitos han sido ganados a pulso y con mucho esfuerzo.

En definitiva, Mas se las prometía muy felices, ya le ocurrió en noviembre de 2003, y cada vez ve más lejos la posibilidad de ser Presidente de la Generalitat. Su única esperanza de cara a las elecciones del próximo otoño es sumar la mayoría suficiente con el Partido Popular. Como ha hecho CiU siempre que ha podido. Del mismo modo en que votó por dos veces consecutivas a Aznar como Presidente del Gobierno de España. Esperemos que una gran victoria del socialismo catalán evite que de nuevo se constituya un gobierno de centroderecha en Catalunya. Con 23 años seguidos tuvimos suficiente; parece de justicia que estén en la oposición al menos más de una legislatura.

Miquel Iceta Llorens
Viceprimer Secretario y Portavoz del PSC