• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

La mentira será también condenada

La mentira será también condenada
ABC (18/04/07)

El pasado martes se cumplieron las primeras treinta sesiones del juicio que se está celebrando para juzgar a los responsables de la masacre del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Ese mismo día, ante la mirada de los presuntos responsables de los atentados, los familiares y víctimas de los atentados declaraban en el proceso. Dos eran las líneas básicas de estas declaraciones: que se haga justicia y que los responsables políticos en aquel momento den la cara.

Lo primero, todo parece indicar que se producirá. Y no debemos olvidar que es un hecho de madurez democrática la normalidad con la que se está llevando a cabo el proceso.

Lo segundo parece más difícil. El día 11 de marzo del 2004, el Gobierno presidido por José María Aznar, decidió mentir a la ciudadanía, ocultando los datos que se iban conociendo sobre la autoría de los atentados que desmentían las afirmaciones del Ministro del Interior, y todo perece indicar que también decidió, como se está demostrando, mantener esa postura el tiempo que hiciese falta.

Por suerte para todos, la teoría de la conspiración ha perdido ya todo crédito en la medida en que ha quedado ya muy claro que el mismo día de los atentados el Gobierno supo que los indicios no apuntaban a ETA sino que señalaban al terrorismo yihadista. Por no hablar del esperpéntico espectáculo ofrecido estas semanas por el exdirector general de la Guardia Civil, actual eurodiputado del Partido Popular.

Pero da igual, nada importa a quien tiene la mentira como último burladero. Acebes sigue negando la realidad, sigue contando con el apoyo de los corifeos mediáticos del PP y sigue sin querer reconocer su mentira ni su motivación, que no fue otra que la de buscar un beneficio electoral y evitar cualquier sospecha de falta de diligencia en la prevención de un nuevo tipo de terrorismo atraído a España a causa de la participación de nuestro país en la guerra de Irak.

Por desgracia en este caso no hablamos de un uso sesgado de datos o de la burda argumentación de un tertuliano del tres al cuarto. Estamos hablando de una manipulación consciente con fines políticos para evitar que el atentado más dramático de nuestra historia pudiese alterar en modo alguno la estrategia electoral del PP.

La teoría de la conspiración se desmorona, pero da igual. El juicio desmiente las declaraciones de Acebes, Aznar y Rajoy, pero da igual. El juicio certificará que ETA no tuvo nada que ver, pero da igual.

Por ello, la actitud del PP convertirá nuevamente a los ciudadanos en los únicos jueces capaces de obligarle a reconocer su error, a cambiar de dirección y a separar de la política a quienes han decidido hacer de la mentira y la crispación su único recurso político. Sólo una nueva derrota electoral condenará definitivamente la mentira

Miquel Iceta Llorens
Viceprimer secretario y portavoz del PSC