• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

Facta non verba

Facta non verba

ABC, 10.05.07 

Durante la última campaña electoral catalana el actual President de la Generalitat, entonces candidato socialista, José Montilla, repitió hasta la saciedad que el suyo iba a ser un gobierno de hechos y no de palabras.  Puede que como mejor pueda demostrar un gobierno cuál pretende que sea su dirección política y sus principales objetivos sea a través de los presupuestos, y eso es precisamente lo que ha hecho el Gobierno catalán, al presentar unos presupuestos que podemos calificar sin lugar a dudas como los de la Cataluña social. En un momento en el que los grandes discursos y la retórica intentan a veces tapar algunas realidades, es necesario hablar de hechos, de datos, de números. Éstos son incontestables y dicen mucho de un programa de gobierno. Los presupuestos presentados por el Gobierno catalán hacen una especial incidencia en el gasto social y en las políticas directamente relacionadas con el progreso y la modernización del país, unos presupuestos que crecen un 8%.  Sin ir más lejos, dos de cada tres euros de incremento del gasto público se destinarán a políticas sociales, lo que implica que el 54% del presupuesto se destinará a salud, educación, servicios sociales, vivienda y cultura.  Se destinan 8.592 millones de euros a la salud que se utilizarán para la inversión en 90 nuevos centros de atención primaria, 7 nuevos hospitales y 5 nuevos centros especializados en el campo de la salud mental.

Se dedican 1.361,3 millones de euros a la protección social, en especial en aquello que se refiere a la dependencia o a la construcción de 18.700 places en residencias pera la tercera edad y la habilitación de ayudas económicas que beneficiaran a 40.500 persones dependientes.

Por lo que respecta a educación, ésta recibirá el 16,5% del presupuesto, lo que permitirá la incorporación de 4.254 nuevos profesores y personal de centros docentes para el curso 2007-2008.   Todo ello sin olvidar que la financiación ordinaria de las universidades catalanas aumenta un 12,1%, o que se producirá la incorporación de 1.910 mossos d’esquadra y personal de comisarías.  Buenos datos fruto de unos magníficos presupuestos. Presupuestos que, por cierto, tampoco se olvidan de las políticas de competitividad. Así, por ejemplo, los recursos destinados a les políticas de investigación, desarrollo e innovación se incrementan un 43,7%.  Y todo ello con una reducción del déficit de un 48%. Hoy, los 1.264 millones de euros de déficit heredados de 23 años de Gobierno de CiU, son poco más de 200 gracias a la gestión de los gobiernos de progreso.  Podríamos seguir, pero lo importante, aquello que se pretende destacar, ya está claro: la Cataluña que se está construyendo pretende ser más igualitaria y justa, y tiene como principal objetivo dar mejores  oportunidades a todos sus ciudadanos y ciudadanas, garantizando el progreso y el bienestar de todos. Con hechos, no con palabras.