• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

Entrevista a La Razón

ENTREVISTA A MIQUEL ICETA
MONTSE ESPANYOL
LA RAZÓN, 14.12.11

“El sábado será un buen momento para cerrar una candidatura única”

Iceta admite que ve “difícil” alcanzar un acuerdo antes de iniciar el congreso

A 72 horas del congreso, cuatro aspirantes compiten por relevar a José Montilla al frente del PSC, si no se logra una candidatura unitaria antes del viernes ¿se retirará?

-Agotaré el plazo. El jueves tengo una reunión con los delegados de Barcelona y allí diré qué voy a hacer. Aunque a día de hoy, creo que es difícil alcanzar un acuerdo, confío en que éste (cerrar una candidatura integradora) se consiga en el congreso, porque no me imagino que gente que hemos trabajado en una misma ejecutiva no seamos capaces de encontrar los mecanismos para seguir haciéndolo de cara al futuro. Tenemos tiempo hasta el domingo para ver cómo deshacer el ovillo.

-¿Por qué no se ha llegado a un consenso todavía?

-Creo que hay matices de orientación política que hacen difícil un acuerdo. Además, nuestro progreso congresual se ha mezclado con el proceso de elección del candidato a la Generalitat.

-Los matices a los que se refiere ¿son los que separan las dos almas del PSC? Porque aunque Pere Navarro diga que se ha superado la teoría de las dos almas, tanto Àngel Ros como Joan Ignasi Elena insisten en que representan al PSC más catalanista.

-El PSC no tiene dos almas. El PSC es un partido catalanista que defiende un proyecto político en forma de federalismo. Y sobre esto, hay matices entre los candidatos.

-¿Ser más catalanista es tener un grupo propio en el Congreso?

-No, si fuera así, sería admitir que en los últimos 30 años, el PSC no ha sido catalanista.

-Tener grupo propio es una de las divergencias entre los aspirantes, Ros y Elena, lo defienden, usted no, pero ¿está a favor de dar más soberanía al PSC?

-El congreso resolverá que si por alguna razón no hay acuerdo entre el PSC y el PSOE, el PSC pueda defender su postura hasta el final y votar diferente, si es necesario.

-¿Por qué hasta ahora no ha votado diferente?

-Porque la ejecutiva no lo ha decidido.

-¿Y esto ha pasado factura al PSC?

-No haber votado lo mismo en el Parlament y en el Congreso, como el fondo de competitividad o el preámbulo del Estatut, no se ha entendido y ha sido un error. Ahora, de aquí no se puede extraer que no tener grupo parlamentario nos perjudique.

-¿Si no se acuerda una candidatura unitaria, es partidario de votar por separado al primer secretario y la ejecutiva para dibujar una dirección más plural?

-Una cosa no va relacionada con la otra, porque el PSOE votó de esta manera y los tres candidatos que perdieron quedaron fuera de la ejecutiva. No está escrito que éste sea el mejor sistema para integrar, todo dependerá de lo que propongan los candidatos el primer día de congreso, creo que una excesiva presión a favor de votar a una persona, en vez de unas ideas y un equipo no beneficia al partido, porque el debate personalista puede imponerse sobre el equipo y la orientación política.

-Entonces, ¿cómo se integra a Ros, Elena en caso de que no retiren su candidatura?

-Tendrán que hacer un esfuerzo para discutir la orientación política del futuro del PSC. La noche del sábado, cuando se negocie el equipo que integrará la nueva dirección, será el mejor momento para cerrar una candidatura de integración.

-Si el domingo por la mañana no hay acuerdo, ¿el congreso se cerrará el falso?

-No, porque si no hay una candidatura de integración, se votará.

-Pero quien gane estará en la dirección y quien no fuera.

-De todo proceso democrático sale un ganador y el ganador tiene el reto de dirigir la nueva etapa.

-¿Y no se corre el riesgo de que el partido quede dividido.

-No, porque nuestros mecanismos aseguran que todos expresen sus ideas, además, ofrecen posibilidades de ponerse de acuerdo y si no hay acuerdo, democráticamente, la mayoría vota quién ha de dirigir el partido.

-Este es el congreso de la “renovación”, pero tras 27 años en la dirección, ¿qué puede aportar que no haya experimentado ya?

-Experiencia y capacidad de integración, porque no quiero ser candidato a la presidencia de la Generalitat. Aunque probablemente, mucha gente piense que para abordar una nueva etapa se necesitan caras nuevas y quizás yo sea la más vieja de todas.

-¿Por qué dio un paso al frente para dirigir el partido?

-Porque en una situación tan complicada como la que atraviesa el partido, tenía la responsabilidad de trabajar para reconectar con la sociedad.

-¿Le ha desgastado la era Montilla?

-A todos. Me parece absurdo relacionar a un candidato con el aparato, porque quien más quien menos (Navarro, Ros y Elena) ha participado en las decisiones.

EL OPTIMISTA INCORREGIBLE

“Si la gente se divirtiera como yo, la vida sería más fácil”, explica Miquel Iceta (Barcelona, 1960) mientras se fotografía con un “galet” navideño. Tras la sesión de fotos, en una granja, pide un suizo y un croissant. Explica que mañana, a las ocho de la tarde, dirá en su blog si se retira. No cree que se acuerde una candidatura única en 72 horas, pero confía en cerrarla el sábado, en el congreso, del que ha de salir el nuevo PSC. Si ha de apostar por otro candidato, elige a Pere Navarro.