• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

Una reforma laboral inacceptable

UNA REFORMA LABORAL INACEPTABLE
ABC, 23.02.12

Pocos compromisos adquirió Mariano Rajoy en la campaña electoral. Pensaba ganar a lomos de la crisis económica y no necesitaba prometer mucho. Alfredo Pérez Rubalcaba se esforzó en desvelar el programa oculto del PP en el único debate cara a cara, pero Rajoy supo escurrirse como una anguila y, finalmente, sólo acierto a recordar dos compromisos concretos: no subir los impuestos y no abaratar el despido. En menos de dos meses Rajoy ha incumplido rotundamente ambas promesas: hoy en España se pagan más impuestos y el despido es más barato que antes de la victoria del PP.

Lo cierto es que era difícil creer la promesa relativa a los impuestos. De hecho comparto con muchos expertos la convicción de que la fiscalidad aún ha de crecer más en los próximos meses a través de una subida del IVA. Lo que sí me ha escandalizado en extremo es la reforma laboral impuesta por decreto. Ya dijo el Ministro de Economía sin percatarse de la cercanía de un micrófono que la reforma sería “extremadamente agresiva”. Y así ha sido.

El gobierno ha decidido despreciar el diálogo y la concertación social, mientras la patronal, consciente de que el tiempo jugaba a su favor, ha dejado que el partido que la representa le hiciera el trabajo sucio. A través de la reforma se desarticula nuestro sistema de negociación colectiva, se abarata el despido, se abre la puerta a una rebaja generalizada de los salarios y en general se desprotege a los trabajadores. Como dice Jordi Sevilla, toda reforma laboral busca facilitar un ajuste rápido y flexible de las empresas a situaciones de crisis, intentando mantener el máximo de empleo posible, aunque sea alterando a la baja sus condiciones. Esta reciente reforma aprovecha la situación para dar un vuelco a favor de los empresarios en el equilibrio de fuerzas existente en el mercado laboral. Y eso la hace absolutamente inaceptable.