• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

Necessitem millor política

NECESITAMOS MEJOR POLÍTICA
ABC, 14.06.12

Nadie duda ya a estas alturas de que el episodio sobre el rescate bancario español por parte del Eurogrupo, “lo de ayer” en palabras de Mariano Rajoy, no va a ser ni mucho menos la última estación del vía crucis en el que se ha convertido la crisis económica por la que atravesamos. En la opinión pública se mezclan elevadas dosis de desconcierto, indignación y desánimo, que requieren de una respuesta que hasta ahora la política no ha sabido proporcionar. ¿Cómo va a comprender la ciudadanía la actual situación y las perspectivas para superarla si percibe que  los responsables políticos ocultan o maquillan datos, esquivan responsabilidades o simple y llanamente se esconden? ¿Cómo evitar que la falta de información derive en indignación cuando cada día aparecen noticias de “semanas caribeñas”, pensiones o indemnizaciones multimillonarias de directivos, evasión fiscal, pequeños o grandes privilegios, o nuevos indicios de que la crisis la pagan los de siempre mientras los sectores más favorecidos ni la notan?

Los ciudadanos se quejan, con razón, de que la política es incapaz de resolver la situación, aun entendiendo que parte de las soluciones no se encuentran en Madrid o en Barcelona, sino en Bruselas, Frankfurt, Londres o Washington. Pero lo que de verdad les indigna es que los responsables políticos no seamos capaces de ponernos de acuerdo en lo fundamental, de afrontar los problemas que sí dependen de nosotros, de hablar claro, aceptando que no tenemos toda la razón, que también tenemos dudas sobre lo que hacemos y que algunas cuestiones escapan a nuestro alcance. Quieren, sobre todo, que nos pongamos en la piel de quienes padecen las consecuencias de la crisis y que demostremos que nos importa más resolver los problemas que erosionar al adversario. ¿Por qué no unos Pactos de la Moncloa y unos Pactos de la Ciutadella? ¿Por qué no amplias coaliciones o gobiernos de concentración? La demanda de mejor política no admite espera ni tampoco silencios.