• Arxiu personal

    El mes de setembre de l'any 1977 començava la meva militància política. Aquesta pàgina recull els articles i intervencions públiques que he anat fent al llarg dels anys.
  • Correu electrònic

  • Xarxes socials

  • TRADUCTOR

  • Arxius

  • e-books gratuïts

  • La família socialista

Un govern sense nord

UN GOBIERNO DESNORTADO
ABC, 18.04.13

Con este son ya cien los artículos que he publicado en el diario ABC comentando la situación política y defendiendo mi particular visión de las cosas. En esta ocasión, vuelvo a señalar la profunda decepción que produce la presente etapa de gobierno de CiU que, superada la simbólica línea de los cien primeros días, certifica cada día que pasa un fracaso clamoroso, una desorientación sin remedio y una sensación creciente de callejón sin salida.

Cien días sin presupuesto, sin negociar el nuevo modelo de financiación, sin acuerdo sobre la necesaria flexibilización del objetivo de déficit, con una cumbre económica suspendida y con graves problemas de tesorería que son trasladados a familias, proveedores, farmacéuticos, ayuntamientos y sectores concertados de la sanidad y la educación. Un triste balance de más paro, más recortes y más deuda.

Impotente frente a la crisis y sus graves efectos sociales, el gobierno del president Mas parece encontrar en la pirotecnia verbal el refugio para eludir sus responsabilidades. Frente a cualquier problema el gobierno, lejos de actuar, encuentra fácil escape en una doble fórmula: “España, culpable” y “cuando tengamos un Estado propio no tendremos problemas”.

Un culpable y una solución mágica. Y si la justicia indaga sobre presuntas irregularidades que afectan a su partido o a alguno de sus dirigentes, se habla de ‘conspiración de los poderes del Estado’ y de ‘ataque a los símbolos de Cataluña’.

El derecho a decidir, la transición nacional y las estructuras de Estado son el ungüento mágico que todo lo cura. Poco importa que nadie parezca saber muy bien de qué habla: sólo así se explica la cacofonía organizada en pocos días por Mas, Duran, Homs y Gordó. Quizá sólo se trata de eso, de confundir al personal y de achacar a los demás las propias responsabilidades. Pero nunca hemos estado peor.